Puta, tú no tienes futuro

Tras las maravillas que vinieron después, estuve a punto de olvidar la épica, grandeza y hermosura de Kill Bill (íd., Quentin Tarantino, 2003 y 2004), un díptico que hoy se nos muestra como la historia de amor (con la imagen) más contemporánea posible.

Dos mujeres al límite del reflejo: el personaje a través del ojo en Kill Bill

Imagen

El auténtico trabajo se hace con las manos

Imagen

Por último, una versión extendida de lo que he intentado hacer aquí:

0 Responses to “Puta, tú no tienes futuro”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: